Quiche Lorraine de Espinacas

  • Quiche Lorraine
    Tradicional

  • Quiche Lorraine
    de Espinacas

  • Quiche Lorraine
    de Salmón

  • Quiche Lorraine
    de Puerros

  • Quiche Lorraine
    de Verduras


  • "Quiche Lorraine de Espinacas"

    Quiche Lorraine de Espinacas





    Esta receta que os traemos a continuación para preparar una Quiche Lorraine de espinacas es una de las mejores que te ofrecemos. Si te animas a prepararla hazlo siguiendo los pasos que te indicamos y te saldrá perfecta.

    Ingredientes:

    - Una o dos láminas de masa brisa fresca
    - 500 gramos de espinacas
    - 300 ml de nata líquida
    - 250 ml de leche entera
    - 100 gramos de jamón york
    - 25 gramos de nueces peladas
    - Dos yemas de huevo
    - Una pastilla de caldo de pollo
    - Sal
    - Un trozo de morcilla (Opcional)
    - Un puñado de piñones (Opcional)


    Preparación:

    Comenzaremos la preparación de esta receta preparando las espinacas. Podemos usarlas frescas o congeladas, aunque depende de cual usemos pues haremos una cosa u otra. Si son frescas tendremos primero que limpiarlas bien, cortarlas y ponerlas a cocer en una olla con abundante agua y una pastilla de caldo de pollo. Si las usamos congeladas, únicamente tendremos que cocerlas, porque ya vienen limpias y cortadas. Las frescas resultan más sabrosas, pero las congeladas son más cómodas y nos ahorran tiempo en la cocina. Una vez las tengas bien cocidas, que queden blanditas, déjalas escurrir y enfriar en un escurridor.





    Mientras tanto podemos ir preparando el molde en el cual prepararemos la Quiche Lorraine de espinacas, el cual vamos a cubrir con una o dos láminas de masa brisa, según el tamaño del molde. Puedes usar un molde de cualquier forma, aunque siempre es recomendable emplear una que sea desmoldable, ya que será más fácil desmoldar la Quiche Lorraine al acabar de hacerla. Cubrimos bien el molde con la masa, y recortamos todo lo que sobresalga de los bordes del molde empleado. Pinchamos un poco la masa para que no se hinche al meterla en el horno, la cubrimos con papel de aluminio y encima echamos unos guisantes o algo que haga peso para que no se levante el mismo.

    Programamos el horno a 200ºC, y cuando esté a esa temperatura, metemos la masa y la horneamos unos 10 minutos más o menos. Este paso es opcional, pero es recomendable, ya que así la masa quedará un poco crujiente y mejor hecha al finalizar de hacer la Quiche Lorraine. Mientras esperamos ese tiempo, vamos a seguir preparando nuestro relleno. En un recipiente amplio echamos la nata líquida, la leche entera, el jamón york cortado en taquitos o en tiras, las nueces peladas troceadas, un par de yemas batidas y si quieres darle un toque extra de sabor, añade un trozo de morcilla cortada en dados y/o un puñado de piñones, que le aportan un contraste muy rico a la Quiche Lorraine de espinacas.



    A ese recipiente agregamos las espinacas una vez estén totalmente escurridas, cortadas en trozos no muy grandes, y vamos a mezclar todos los ingredientes lo mejor posible para que se forme una mezcla bien repartida. Con ella vamos a rellenar la masa brisa una vez se haya horneado el tiempo indicado anteriormente, con cuidado de que no sobresalga el relleno, y vamos a hornear a la misma temperatura unos 35-40 minutos. Tras ese tiempo el interior de la Quiche Lorraine quedará bien cuajado y la masa brisa bien hecha, si ves que necesita algo más de tiempo de horneado, déjala unos minutos más con cuidado que no se queme por fuera. Una vez la saquemos del horno, para desmoldarla es mejor dejarla templar unos minutos a temperatura ambiente. Y la puedes servir tanto en caliente como en frío, aunque nosotros la recomendamos mejor templada. Esperamos que os encante la receta si os animáis a prepararla en casa.