Cómo Hacer Quiche Lorraine

  • Quiche Lorraine
    Tradicional

  • Quiche Lorraine
    de Espinacas

  • Quiche Lorraine
    de Salmón

  • Quiche Lorraine
    de Puerros

  • Quiche Lorraine
    de Verduras


  • "Cómo Hacer Quiche Lorraine"

    Cómo Hacer Quiche Lorraine





    Aquí vamos a resumir el proceso para elaborar una Quiche Lorraine de forma tradicional. En la web os proponemos recetas diferentes para hacer este plato tradicional de la gastronomía francesa, todas ellas detalladas paso a paso para que te animes a probarlas.

    Cómo Hacer Quiche Lorraine:

    Para hacer una Quiche Lorraine de forma tradicional, se emplea una o varias láminas de masa brisa fresca, según el tamaño del molde que emplees para ello. La masa brisa es mejor emplearla siempre fresca, que da mejor resultado que la congelada. También puedes prepararla tú mismo en casa, pero si tienes poco tiempo o no quieres, las que se compran ya hechas dan buen resultado, sobre todo si son de buena marca.

    Una vez que tengamos el molde elegido, colocamos la masa brisa cubriendo bien el mismo, ajustándola a los bordes, y cortando la masa sobrante que sobresalga de los mismos. Pinchamos con un tenedor la base de masa, para que no se hinche al hornearla, la cubrimos con papel de aluminio y echamos por encima unos garbanzos, para que no se levante el papel de aluminio. Encendemos el horno y cuando esté a 200ºC horneamos la masa brisa unos 10-12 minutos. Con esto vamos a conseguir que la masa quede en su punto de cocción una vez acabemos de preparar la Quiche Lorraine.

    Mientras hacemos el paso anterior, vamos a ir preparando el relleno que emplearemos. Por un lado freímos el bacon cortado en tiras o dados en una sartén, de forma que quede bien hecho. Y por otro lado batimos en un mismo recipiente los huevos, la leche, la crema de leche, la pastilla de caldo de pollo, una pizca de sal y un toque al gusto de nuez moscada molida y pimienta negra molida.

    Cuando hayamos horneado la masa brisa el tiempo indicado, la sacamos del horno y subimos el mismo a 225ºC, con el calor sólo por debajo. Quitamos el papel de aluminio y sobre la masa brisa vertemos la mezcla de ingredientes batidos y el bacon frito, todo bien repartido por la superficie. Ten cuidado que no sobresalga por los bordes de la masa. Para acabar, opcionalmente se puede espolvorear queso rallado (Emmental por ejemplo), bien repartido por todo el relleno.





    Una vez el horno alcance la temperatura indicada vamos meter el molde y dejamos 30-35 minutos para que el relleno quede bien cuajado y la masa bien hecha. Deja enfriar un poco para desmoldarla, y sírvela en caliente o en frío, como más te guste, ya que es una receta que se puede comer de las dos formas.